GO UP
  • enjoy #taghazoutbay
  • 13/27°c

Desde tiempos remotos, la tierra de Marruecos siempre ha estado llena de recursos naturales inagotables y productos locales atípicos... la historia lo atestigua. Una hermosa reputación que el Reino ha conservado hasta ahora. Sepárese un poco del océano y cruce uno de los tesoros más hermosos de la región sur, famoso por sus árboles de argán, sus almendros y su inclinación por la apicultura. Taghazout, bastante repleto de cooperativas y artesanos locales, constituye el lugar ideal para entrar en contacto con la cultura marroquí a través de los productos naturales de la región, ya sea para fines alimenticios, cosméticos o médicos.

argán

El argán es un aceite codiciado por sus beneficios y que destaca a nivel nacional e internacional. Son las mujeres de las comunidades vecinas las que dominan brillantemente este arte de extraer el aceite de argán para fines culinarios o cosméticos, apreciado por todo el mundo. En el contexto del desarrollo sostenible y la extensión de la tradición bereber, Taghazout Bay desea emancipar las habilidades locales de estas mujeres admirables y alentarlas a tener una fuente de ingresos permanente, gracias a una reserva de 80 hectáreas, explotada como cooperativa de árboles de argán.

El árbol de argán

Descubra un árbol perenne y endémico que forma parte de la identidad del territorio marroquí. Con una superficie de más de 832,000 hectáreas, este árbol constituye una actividad que genera ingresos y permite la subsistencia de 3 millones de personas en el sur del Reino. La producción nacional se estima en 4000 toneladas por año. Su aceite se ha convertido en un ícono entre los productos marroquíes, cuya fama resuena internacionalmente.

El almendro

Entre montañas cubiertas de hierba y valles iridiscentes, agradablemente moldeadas por la Madre Naturaleza. Déjese seducir por grandes áreas verdes de almendros, un árbol que constituye una gran parte de la identidad vegetal del país. Al requerir luz y calor, la floración del almendro se ve favorecida por el clima ideal de la región de Taghazout. Esta región también es conocida por los productos procesados a base de almendras (pasta de almendras y almendras en copos) utilizados con fines alimenticios o cosméticos.

La miel

La región de Souss-Massa-Draâ, cerca de la ciudad de Taroudant, alberga el apiario más grande del mundo. Gracias a la diversidad vegetal de la goza la región de Taghazout, la apicultura se ha convertido en una de las actividades emblemáticas del patrimonio cultural marroquí. Usada tanto para fines alimentarios como médicos, la miel es un elemento central de cualquier hogar marroquí. Su comercialización, en todas sus formas, está en su apogeo en la región del sur y más particularmente en las regiones con gran actividad turística.